Gerdau: Integrando a los Recolectores de Chatarra a la Cadena de Valor del Acero

Objetivo:
Integrar recolectores informales de chatarra a la cadena de valor del acero
Países:
Brasil, Chile, Perú, Uruguay
Duración:
Septiembre 2010 - Agosto 2013
Impacto:
  • 3,000 recolectores de chatarra capacitados como recicladores
  • 1,500 organizados en cooperativas y compañías formales
  • Desarrollo de un instrumento de monitoreo

El continuo crecimiento en la producción de bienes resulta en una creciente demanda de materias primas. Al mismo tiempo, sin embargo, existe la preocupación de que problemas medioambientales y escasez de recursos también van en aumento.

Como resultado de esto, firmas industriales están incrementando las cantidades de materia prima de segundo uso para sus procesos industriales. En economías emergentes y países desarrollados es en su mayoría el sector informal de recolectores quienes proveen y son intermediarios en la provisión de chatarra, papel, plástico y otros desperdicios reciclables para la industria. Dicho sector informal consiste en mujeres y hombres, a veces infantes y adolescentes, que trabajan de forma independiente sin ninguna protección para sus actividades, o seguridad social y muchas veces en situaciones precarias de trabajo. Generalmente esta actividad se convierte en la única posibilidad de tener ingresos para estos grupos sociales.

El sector informal también juega un rol importante en la producción de acero, que usa en promedio 40% de chatarra alrededor del mundo. Dada la falta de reconocimiento y la imposibilidad de proporcionar facturas, por ejemplo, se hace muy difícil a l@s recolectores el establecer relaciones comerciales directas con el mercado formal. Ante esto el sector permanece excluido de la participación en la vida económica y social.

Con el objetivo de atender estos retos, Gerdau, el líder en el segmento de aceros largos en el continente americano y uno de los principales proveedores de acero especial en el mundo, y la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH unieron esfuerzos. Como parte de un programa DeveloPPP.de patrocinado por el Ministerio de Cooperación Económica para el Desarrollo Alemán (BMZ), los socios formaron una alianza estratégica para fortalecer la organización y administración de l@s actores del sector informal en la cadena de valor del acero en países latinoamericanos seleccionados.

Fueron realizadas actividades en cuatro componentes para alcanzar los siguientes objetivos:

1. Profesionalizar a los actores del sector informal

Junto a OSC de los respectivos países, se llevan a cabo capacitaciones para mejorar, por ejemplo, las habilidades de negocios básicas en l@s colectores de chatarra, sus habilidades para diferenciar entre distintos tipos de metal, y su conciencia respecto a precauciones para la seguridad. Las OSC también apoyan a l@s recolectores de desperdicio para su organización en cooperativas. Incrementar su productividad y competitividad es el primer paso para ser incorporados al sector formal.

2. Fortalecimiento de organizaciones intermediarias y creación de una red supraregional

Las OSC mencionadas son fortalecidas a través de actividades de construcción de capacidades y capacitaciones. Para fomentar la transferencia de conocimiento, han establecido una red supraregional que promueve el intercambio de experiencias e instrumentos entre los actores clave de la cadena de valor. Jugando el rol de facilitadores y/o moderadores proveen al sector informal con oportunidades expandidas de capacitación y un mayor y mejor acceso a la información.

3. Desarrollo e implementación de un sistema de monitoreo para toda la cadena de valor

Un sistema de monitoreo está siendo desarrollado e implementado, haciendo posible el monitoreo cuantitativo y la evaluación del impacto de las actividades a lo largo de toda la cadena. El llamado “RSE-Scorecard” realiza un seguimiento de indicadores clave de desempeño incluyendo la cantidad de chatarra entregada, precio y calidad, indicadores sociales como el cumplimiento de las leyes laborales, salud y seguridad de los trabajadores, e indicadores de manejo ambiental.

4. Enfocarse en políticas relevantes de los países participantes, a nivel local y nacional

En este componente se busca una alianza con las municipalidades. Basados en la experiencia de los primeros tres componentes, se realizan esfuerzos para ampliar la aplicación y escalar el modelo de acción. Si las políticas públicas toman en cuenta al sector informal, el impacto se extiende a otras actividades, por ejemplo, en el desarrollo de un plan de manejo municipal de desperdicios.

3,000 recolectores de metal y pepenadores han recibido capacitación, de ellos, 1,500 están organizad@s en cooperativas y compañías formales. Como proveedores están habilitados para establecer relaciones de negocio de largo plazo con Gerdau, directamente o como intermediari@s, y empoderad@s para generar ingresos sostenibles.

La integración del sector informal en la cadena de valor del acero permite a Gerdau no solo demostrar su responsabilidad social, sino que Gerdau se beneficia de una cadena de proveedores más inclusiva y confiable, y una mejor calidad en la chatarra que ellos emplean en sus acerías.

El proyecto está creando una herramienta para medir y asegurar la integración sustentable de los actores informales a la cadena de valor del acero; además de crear una estructura para el intercambio de experiencias y conocimiento en cuatro países.

El fortalecimiento organizacional y económico del sector informal genera impacto sostenible incluso después de la terminación del proyecto. A la luz de una todavía creciente demanda de chatarra, Gerdau empleará los nuevos instrumentos y redes para replicar el proyecto en otras instalaciones de la compañía. Las lecciones aprendidas también pueden ser replicadas por otros negocios y/o actores públicos para desarrollar sistemas integrados de manejo de reciclaje en otros sectores y regiones del mundo en desarrollo.

Objetivo:
Integrar recolectores informales de chatarra a la cadena de valor del acero
Países:
Brasil, Chile, Perú, Uruguay
Duración:
Septiembre 2010 - Agosto 2013
Impacto:
  • 3,000 recolectores de chatarra capacitados como recicladores
  • 1,500 organizados en cooperativas y compañías formales
  • Desarrollo de un instrumento de monitoreo
Socios
Apoyado por